myka1231: black and wjite (Default)
Siempre obstinada, ceñida al plan ancestral, siguiendo las rutas predeterminadas por los dioses que inventé en la niñez. Quizás la hora de mirar la vida al revés es por la tarde, cuando las ilusiones se caen al piso y sólo queda la almohada, los aromas de antaño que se impregnan en la bufanda, ahora que el frío me carcome.
Tratando de recoger cada gesto, guardarlo por si es amor, algún día amor. Realista no es mi fuerte, porque sé que las mañanas hay que compartirlas de a dos, sin fantasmas, recuerdos o rarezas como la desgana.
Besar en contra de cualquier voluntad me sabe a derrota, mi propio querer se resquebraja, y soy una tonta porque no hay amor.
Y si no hay amor, qué hay...un cariño enorme que basta para la amistad, para dar la mano estrechamente y decir basta. ¿Y el error cometido fue amar? Si explicaran en tres simples pasos cómo tener alguien para decirle amor me seguiría equivocando, porque bien dicho, el corazón es el único músculo involuntario. Y eligió a quien no puedo besar, quien me quiere mucho, quien gusta de pasar el rato. Si amar y pasar los días sin fin fuera parecido, la cosa no estaría tan teriblemente mal.
El horror de este pequeño traspié es que no sé decir adiós en el momento preciso, cuando no hay vuelta atrás, sólo queda llorar la desventura, estar soltera y con muchos gatos, de los que se van cuando encuentran el hogar. ¿Quién decía que amar era cambiar de casa el alma?... según esto, soy una persona en situación de calle. Todo por querer decirte amor.
myka1231: black and wjite (Default)
Equiparar fuerzas, darle un sutil equilibrio a la historia. Historia que se desbalancea, que queda coja y camina por un lado que arrastra al otro hacia las profundidades de una cama. Podría haberse rebelado, abandonado el esfuerzo inútil de andar. Pero es costumbre del lado emprendedor imponer sus deseos a fuerza de llantos, verdades un poco maquilladas (decir mentiras sería mentir) y esa sangre que se vierte por esa decrépita voluntad que se niega a abandonar el cuerpo enfermo.
Pero ese ímpetu se apaga, ya no hay llantos, lo que invade es un agotamiento, un conformismo, el que dicta la razón cuando la batalla se ha perdido y se trata de salvar a los sobrevivientes a como dé lugar. Rescatar lo que queda, lo que resta de un naufragio para optar a un mañana que nunca vendrá, pero qué importa si la ilusión basta para vivir, para buscar los brazos que te hicieron sentir amor, que hoy son recuerdos y un aferrarse al todavía.
Futuro, la palabra prohibida, ahora es un manchado boceto, una pintura sin rostros. Ayer pintaste un arcoiris y el amor cristalizado en unas manos amarradas por el cariño, pero de eso queda la frustración de que las manos jamás se juntaron más allá de tu imaginación, el único lugar donde tus deseos se han expresado libres. De haberlo dicho antes, ahorraríamos páginas virtuales y lágrimas de cocodrilo.
Escucharás sabias palabras de todos quienes dieron los augurios pesimistas sobre tu quimera, todos quienes pudieron simplificarse. Qué pena que el amor no sea simplificable, que se multiplique y se potencie fuera de los números racionales o entendibles por ti. Y esa negativa que se intesificará con los días hasta que no queden ganas de plantear la posibilidad de caminar el mismo recorrido, tomar la misma micro de vuelta a la realidad. Y no quieres dejar de sentir...pero no importa lo que hagas, siempre llegarás a la noche con los cigarros contados.
myka1231: black and wjite (Default)
El frío penetra el pensamiento este julio  y piensas que nada importante pasa en julio, por lo tanto debería omitirse en el calendario. Te acuerdas de un cumpleaños lejano y reafirmas tu postura. Caminas otra cuadra sin mirar siquiera si la micro que te lleva a casa se digna en aparecer, sólo tú y el frío se toman las manos para bailar un tango que resuena por las calles de Santiago, mientras la gente cadenciosa sigue el ritmo lento de la música que no quiere terminar.
Piensas en las cosas que haces sin meditarlas realmente, que puede ser un error, pero es tu forma de ser. Llegaste a las puertas de tener el cartón de licenciada en la mano, aunque no sepas qué harás con él. Todas tus opciones se reducen tanto que te aferras a la ilusión de algún día publicar un libro, sólo que primero hay que escribirlo. Si tan sólo tuviera la determinación que un día me colmaba... pero ahora hay dudas y frustraciones.


Esa es la historia de mi tango. Por delante, la nada y no puedo volver atrás. Lo que antes era una certeza hoy es sólo sombras, las palabras un suave eco que no logro dilucidar. Un quizás rompe el aire y la gran epifanía se manifiesta: debí estudiar matemáticas, debí estudiar para la PSU, debí seguir el colegio, debí entrar en grandes proyectos, debí seguir  lógica avanzada, debí hacer todo distinto, debí nacer derecha, parto natural.
Debí aprovechar mis habilidades, no seguir ciega los sueños que no puedo terminar.

Es nada

Jul. 4th, 2011 11:52 pm
myka1231: black and wjite (Default)
La nada se me vino encima con toda la fortaleza impune de su andar. Sabía decir que no, sabía decir basta y ahora sólo arrastro un dolor que se incrementa con cada  adiós que intento gritar. Es eso lo que consume la fuerza de mis pulmones, más que este tabaco que no quiero abandonar a riesgo de morir antes, ¿pero antes de qué? Antes de perder completamente la dignidad, la lucidez y las razones.
La salida está señalada con luces de neón, la salida me la dan los días y las noches, las culpas y todas las lágrimas que a estas horas he expelido por no verte llorar. Pensé que suficiente era demasiado, pero soñar cuesta mucho y por el onírico deseo de verme a tu lado feliz he despedido promesas que otrora hubiesen sido la realidad más pertinente.
De historias yuxtapuestas se han construido los mejores argumentos, pero el mío se compone de un protagonista que se cambia hasta de sexo por complacer al amor y de tu antagonismo perpetuo. Tendrá que morir un personaje al final, claramente no serás tú.
Es nada, es vacío, es abulia. Es esa inseguridad basal, es tu absurda idea de menoscabar un iluso corazón que late y late por sí solo, cuando de matarlo estoy dispuesta justo cuando llegas con una caricia mezquina para llenarlo de precaria plenitud. Y no es justo para el que vive desangrando las mañanas para acaecer la noche en la soledad de andar con un alma rota y bototos. Es nada.
Cartas a la posteridad confeccioné con dolor, se han perdido en la virtuosidad de mi deficiencia virtual, pero los días pasan, las ganas se esfuman y nada más... porque es nada lo que soy, porque es nada a lo que voy, porque es nada lo que doy.
Y cuando es nada sólo quedan dos opciones y yo quiero la más fácil...
myka1231: black and wjite (Default)
Quemé papeles por montones tratando de olvidar. Tiré la casa por la ventana y la recogí durante madrugadas infinitas. Dije que sí a las mentiras más olímpicas y volví a ser yo. Pero la moda es ser disidente, así que acá voy.
Estoy aboslutamente en contra de los engaños en toda su extensión consecutiva y abiertamente disgustada con las noticias locales sobre el hambre de mal de algunos circusntanciales agentes de la vida. No quiero ver más llantos por mi ventana y pretendo sufragar a favor del aborto por haber desechado relaciones antes de su nacimiento.
Colmé las calles de lamento y corrí en contra de guanacos tutelares, como dirían por ahí. Nunca asistí el homicidio de los ideales, por muy ruines que fueran los comprometidos. Salté charcos de resentimiento, pero el tuyo lo asumo como mío. Por momentos, me drogué con las palabras que hoy intentaron escapar y rodé por dunas de "no +".
Amagos de incendios, pedreadas de las más pesadas burbujas que en mi vida percibí, lluvia de ideas, incluso palabras para un santo. Intenté dejar tirados momentos desangrándose, pero siempre volví por otro intento. Y es olvido, pero la moda es ser disidente.
Pero suele ser lo que no hacemos lo que define, lo que importa. A mi favor debo decir que nunca mentí, no juré en vano y jamás me paré de la mesa sin pedir permiso. De algo valdrá mi intento por ser yo, las mañanas que invertí y las tardes sin terminar.
Abogo porque al final nos ajusticie la vida, porque sea una existencia en su justa medida y mi alma es renocorosa. Porque la igualdad sea la premisa, porque mi enemigo esté a la altura de la circunstancia. Porque el trabajo sea recompensado y mañana estés en mi cama.
La moda es ser disidente, llevar el estandarte de la inconformidad. A mí me basta con llenar estas horas y con que mañana los cambios se lleven adheridos al alma, no sólo a sea un vestido, no sea sólo el modelo que siguen las masas, sino que sean las masas.
Me puse un poco panfeltaria, pero la moda es ser disidente...yo sólo abogo por la libertad y porque mañana estés sentado en mi cama.
myka1231: black and wjite (Default)
Más temprano que tarde. 
El insomnio de la mañana, ese pequeño resquicio de día en que el sueño puede prevalecer, me trae la noticia. Se expande por mis brazos una descarga eléctrica y empiezo a recorrer el espacio en blanco, las sábanas rotas, el calor que se escapa. Suelen ser los finales así, un montón de culpas como triste estandarte de lo que no fue, llantos a medio camino y tanta palabra vacía. Rencor vestido de dignidad y la capitulación frente a la verdad.
En las plazas públicas y las estaciones de metro, en las calles apedreadas, en los lugares en que solía residir la felicidad, sólo quedan recuerdos de mi rendición. Es que pelear contra fuerzas que desconozco se me hizo imposible y yo, que de imposibles conozco nada más que  los probables, me fui haciendo llantos y recriminaciones que no llevan a cambios. Porque la gente es inmutable, me lo enseñó la vida, me lo enseñó una mujer perdida entre los escombros de lo que nos pasó.
Más temprano que tarde me declaré vencida. Saltando charcos me vuelvo donde partí o quizás antes, cuando el sol tenía sentido, la lluvia era un regalo y la mañana era parte de mis sueños.
No me sirve la promesa tan débil, el deseo tan tibio.
Íbamos a ser felices, quizás en un mundo paralelo lo somos.
 
 
myka1231: black and wjite (Default)
La vida está sobre valorada. Es sólo un collage de momentos ensamblados de manera aleatoria, un sin fin de malos entendidos que van teniendo un sentido arbitrario. Muchas palabras mal invertidas en una bolsa de valores en que la verdad cae y cae. ¿Y qué son dos años??
Las cotidianas mañanas, las flores secas en el velador, la ropa arrugada en el closet que solía ocupar la abuela. Tomo el café bien caliente, si me quemo es parte del ritual, y enciendo el cigarro con tiempo, el tiempo en que compartimos el café. ¿y qué son dos años?
Corto Maltés viene a saludarme, se sienta a los pies de mi cama y habla de sus viajes, de sus amores y de nosotros, un pasado imperfecto se apodera de un lenguaje obstruso. Lo abrazo para que me deje sus aventuras como prendedores que enseñaré al mundo como si fueran propios. Los luciré junto a ti y no aburriré con quejidos la noche, aunque duela la respiración y en la exhalación se me escapen las lágrimas de un "ser o no ser". No abro la ventana y me vuelvo a quemar, está vez es el fuego de la ceniza que cae sobre mi mano. ¿y qué son dos años?
Linniers se ríe con nosotros, Montt hizo una viñeta sobre estos años y Juanelo se ríe de los dos. Quizás la mayor ucronía sería qué hubiese sido de mí sin ti.
Son paseos obsesivos por Valparaíso, mentiras, verdades, lágrimas, alcohol, tantas risas. Tardes de conversaciones que se desvanecen, caricias violentas y amables, orgasmos, caminatas sin objetivos por el mundo y felicidad, que a veces viene y a veces va.
El café sabe mejor junto a ti.



Dicotomías

Jun. 6th, 2011 12:51 pm
myka1231: black and wjite (Michiru)
Por la dicotomías, brindo. Por el deber ser opuesto a la libertad de desaparecer y, en el lugar preciso en que no me encuentro, sacar a pasear el instinto. Podría ser.
Por el pan nuestro de cada día, por las mentiras de cada noche, por la abulia de la tarde y las prefabricadas emociones. ¿Y quién podría decirme que el fatalismo, el existencialismo pasó de moda si en las faldas de ellos me acurruco para sentir un poco de misericordia por las adoloridas manos que de a poco se van corrompiendo? Podría ser.
Y mi sentido pésame por los acribilados por mi historia, por los que de alguna forma están enterrados bajo el alero de la palabra. Por las ensangrentadas posibilidades de tomar por asalto las cucas donde deberían estar los presos, no acá donde escribo, donde se posa mi cuerpo, en una silla también ensangrentada.
Por haber experimentado con ácidos varios, por no pronunciar la última palabra, por quemar biblias para exorcizar la fe. Por acabar sola, por empezar de a dos, por lamer el suelo, por cantar agudo, por maldecir en campo santo y no pisar ataudes cuando es lo que se hace por estos días. Por pelear contra mi padre y llorar por mi madre, acunar a una hermana y por tomar café compulsivamente. Por la desaparición del tolueno, por las calificaciones adversas, por tanto puto tiempo invertido en amistades que no fueron.
Con un sopor que adormece hasta mis dedos, la ansiedad adherida a las entrañas, fuma que fuma, traga que traga, piensa que piensa, llora que llora. Con las ganas de volver al punto 0, que no tengo claro dónde se encuentra, pero creo que lejos de aquí. Con la mirada perdida en personas que lloran, pero con vida se nutren las noches. Con un vaso de nada, brindo.
Por las dicotomías, brindo. Por amar lo que se odia, por odiar lo que se desea, por ser una lorqueana de principios. Podría ser.
Trazo a trazo, comiendo consecuencias fatales, exhalando un poco de realidad,  brindo por la traición, que tiene nombre y apellido, apellido y nombre, hueso y carne. Por la cobardía ajena, por la impotencia propia, por el amor de mierda que me lleva a brindar sin vino ni pisco, ni algún bebestible, por ti.
myka1231: black and wjite (Default)
Después de esperar la vida, te subes al metro y te sientas donde puedes. La gente te mira como si acabases de escupir en la cruz con cristo clavado porque no vieron antes el asiento, pero alejas esas miradas y lees. Y Es Aterrador cuando piensas que nada te puede conmover, pero te conmueves y conmovida, llena de imágenes raras, buscas un lápiz, y buscas un lápiz y sigues buscando un puto lápiz. Están todos escondidos, aunque busques en los lugares más recónditos y oscuros de tu bolso se han quedado en una mesa, quizás en el suelo de alguna sala y el puto lápiz no aparece. Entonces intentas retener en tu cabeza todo lo que piensas, pero sabes que todo se escapara. Empezás a hablar en argentino para parecerte a la escritora que te estremeció, che.
Ya estás en Tobalaba y tratas de bajar entre esa gente, en ese ambiente temperado por esas gotas de sudor pestilente que e condensan y pueblan el aire. te acuerdas que odias el metro, sus rieles, sus carros y toda la gente en él. Piensas en los minutos anteriores, que las prefieren santas, tontas, perras, lobas, locas, las prefieren a todas, menos a ti. La gente que nada te exige es porque
a) nada espera de ti
b) no le importas
c) ambas cosas
 A duras penas, logras cambiar de línea, la gente se abalanza hacia los asientos, te atropellan con cara de "soy yo o eres tú" y sientes que todo tu contenido digestivo será derramado encima del infeliz que etá sentado durmiendo, pero quién podría culparlo. Y ese puto lápiz. Te tiemblan piernas, párpados y consciencia, por supuesto nadie lo nota y te vuelves invisible.
Tu estación abre sus puertas y tienes que pegarle a la estúpida que no se mueve del frente de la puerta. Y ese puto lápiz. Las prefieren santas, tontas, perras, lobas, locas, las prefieren a todas, menos a ti. Sales del microclima apestoso y te llega el agardable aire frío de una tarde de un mayo bipolar. Totalmente asqueada del mundo y sus confines prendes un cigarro y una persona con una cara peor que la tuya te pide fuego y, obvio, se lo das pensando qué le habrá pasado. Una vez en la micro te tocan todas las luces rojas y la gente se demora siglos en subir y bajar, como conspirando contra tu tiempo. Y ese puto lápiz.
Llegas a tu casa, agradeces tener una memoria bastante desarrollada, aunque la certeza de que se te ha escapado la mitad del texto te abruma. Piensas en ese puto lápiz y que, aunque te toque esperar hasta la muerte, la próxima vez, esperarás la micro.
myka1231: black and wjite (Default)
Fragmentos discursivos en mi cabeza, que ya no importa lo que importaba que importara, pero como después de ayer se nos hizo la vida y yo quiero ser feliz hoy, no algún día en una de esas.
El llanto de un niño me llega desde lejos y el mío propio no resuena ni en mis huesos...debería importar el qué dijeras, qué no dijeras, y no digiera la complicación que nos trae el vivir.
"La gente es muy mala", en un recorrido que no acaba. La gente te atropella dignamente, todos esperan el perdón que doy sin tener la culpa. La mandíbula apretada y el arte que se come a la vidao me como el arte.
Puedo ver por la ventana las luces, forman una historia, aunque pornto pasarán y no recordaré el paisaje que me entregaron sino el desgarro, el pensar en cada esquina las respuestas de una pregunta que no haré a menos que esta curva vuelque el destino, que no es fácil, pero quizás lo poco probable venga a saludarme y me diga que estar solo es una opción...
...Un caballero pregunta ¿qué tanto escribe? Escribo sobre la imposibilidad de decir qué escribo y yo quiero ser feliz hoy, no algún día, en una de esas.
myka1231: black and wjite (Default)
Podríamos entrar a hilar fino y entonces, quizás, tal vez encontraría la palabra justa de mi desventura, la justa explicación a por qué tanta mierda condensada en términos agresores, invasores, alienígenas, rupturistas matando la tradición de la pazy amor.
Infancias rotas, juventud en éxtasis, madurez precaria.
Tanta, pero tanta desidia. Palabras sicodélicas para describir algo más que pasión y un poco de insatisfacción basal de tantos, pero tantos intentos por ser...ser.
Quizás problemas en el subconsciente, el consciente y el sobreconsciente. Mañanas de modernidad líquida, licuando el paraíso que debía abrirse en algun punto del camino, pero camino, Camina Camila. Y Camilita que el tiempo ha borrado, dejas tus hojas en blanco y persigue lepidópteras como si las alas las vendieran en el persa de Los Morros. Como si arrastrarse fuera una forma digna de movilizarse y yo fuera el estandarte de una generación altamente estudiada por la gente que toma malas desiciones. Y en tanto nos dure la marcha habrá que pasar por casa.
Cómo es que la vida es corta y larga al mismo tiempo, cómo es que la muerte te libera y te condena. Y en esa dualidad perversa se jacta el tiempo de haberme ganado de antemano, brazo y pierna.  La incoherencia está de moda y escribir poesía también. Eureka, la media debe ser alcanzar la mitad de la meta, las frustraciones las cambio por un pesimismo más pesimista, menos esperanzado en llegar al punto central.Conmovida, gentil, maravillada, pretendo quitarme las palabras de la boca y vomitarlas con prestancia, de arcadas profundas, que lleguen a remecer la tierra y llene de una sustancia blanca mis pies. No sé bien para qué, quizás para purificar mis entrañas, quizás para asquear al que pase distraído, abstraerlo y invitarlo a la vorágine eterna de mi torcida comparecencia ante la soledad.
Cambia, todo cambia, minutero infeliz que te burlas de la paciencia infantil que pongo en la espera. Sólo entonces, quizás tal vez podríamos volver a empezar.

Desnuda

May. 19th, 2011 09:54 pm
myka1231: black and wjite (Default)
Se acaban los cigarros, el café, el día. Las palabras sobran de vez en cuando, pero cuando en vez, vienen a hacerse parte del "qué sé yo" que compartimos en las horas de relleno, en la horas extras que recorremos a la mala. De otra forma sería más fácil el estar al lado, estaría afuera, tú adentro. Sólo así se comprendía el mundo, redondo, cuadrado o quizás pentagonal, daba lo mismo, da lo mismo cuando estamos tu dentro, yo fuera.
Los mensajes se vuelven subliminales y digo te amo a medio escuchar, a medio decir, medio a medio, en el centro de un epicentro que nos alcanzó en paños menores y, arrancando por las calles yo estaba desnuda, sigo desnuda y de pie ante ti.
Y entonces vuelvo la mirada, vemos Los supercampeones y todo es más simple, sé dónde quiero estar, aunque el silncio es la respuesta que eliges, aunque pienso que no importa, que basta, sobra y se expande con saber que te gusta la ingenuidad de Oliver. Te ríes mientras yo sigo desnuda, puedes darte vuelta y mirar porque ya no me quedan secretos, sólo proyectos que tácitamente incluyen tu existencia, tu siencio, las caricias torpes que disimulas con cosquillas. También incluyen mis pudores más concretos, mis miedos más absurdos, defraudar TE- ME- LES.
Se acaba el día, la semana, el mes, pasan dos años y aquí estoy, desnuda para ti

Traiciones

Jan. 9th, 2011 11:38 pm
myka1231: black and wjite (Default)
Me traicioné a mí misma cuando decidí saltar al vacío tomada del codo de alguien más. Siempre dije que mi vida era problema mío y hoy no puedo llevarme el paso, tomar el ritmo de mis propios pies, caminar a mi manera y por mis medios, para mi propio beneficio. Cómo si fuera poco, no aprendí los tecnicismos precisos para entender la nomenclatura posmoderna para decir amor, sigo siendo la antigua yo, que con las palabras tradicionales pide un poco de ti.

Traicioné mi naturaleza al intentar perdonar. Hacer borrón y cuenta nueva, dar vuelta la página. Pero cada vez que vuelvo el pensamiento veo mi desgarro, un charco de sangre me persigue siempre que cierro los ojos, una pesadilla constante me espera en sueños y en vigilia las sombras te poseen, me poseen y poseen la eternidad.

De expresarlo, cambiarías el tema y volverías a desgarrarme las veces que sean necesarias, pero me traiciono todos los días al decir que nada pasa, mientras te alejas por la calle y me vuelves a matar cuando llegas a tu casa, prendes tu mirada para darme la vuelta. No me preguntes entonces por qué no te traiciono a ti.
myka1231: black and wjite (Default)
Hermandades falsas, palabrería barata sobre orígenes poco probables e historias inconmensurables de amor que se acaba. Por qué el amanecer ya no lo veo, unas cuantas preguntas sin respuesta admisible si tratamos de analizar de arriba para abajo. Por qué no puedo escribir los versos más tristes esta noche:

1- porque no es de noche
2- porque la tristeza pasó de moda, sólo quedan los pantalones de pitillo.
3-porque no escribo versos.
4- Todas las anteriores o quizás ninguna.

Mirando la misma luz, doy un poco de mí y la longitud de onda de la voz se expande por el vacío, el silencio se apodera de mis manos sin fuerza, de arriba para abajo. A qué podríamos jugar una mañana cualquiera:

1-A armar fortalezas con las frazadas y cubrecamas, de esas que nos hacen aislar del fuego que se extiende por el piso de la pieza.
2- Al enfermo, aunque quizás se diluya con la realidad en algún punto.
3-A amarnos, no es lo mismo.

Inspiración frenética, sin respeto al lector ideal, con la piel dura, caminar es asunto doble, porque dos piernas no son suficientes para arrancar. De arriba para abajo voy recorriendo el espacio en blanco de las hojas por escribir, de los momentos que no he parido, de las acciones que se han muerto antes de dejar mi cuerpo y la historia la dejo para mañana, quizás así sea eterna.

La tarde

Nov. 21st, 2010 10:06 pm
myka1231: black and wjite (Default)
Hace frío en medio del calor de dormir sola en una tarde obsena, tan repleta y redonda, cómo se repiten todos lo días sin yo poder cambiar, sin poder modificar la clave de la treta cruel que me revuelve en sus olas. Son maneras de existir, de traspasar el tiempo sin dejar huellas, sin ir contra el mundo, dejarse llevar.
Pasar de estados, estado del combate contra el mismo fantasma que nadie quiere dejar ir, que todos tratan de recordar como si doliese menos con el tiempo, con la cicatriz casi intacta me siento envejecer y el espejo se ríe de mí, de las arrugas incipientes que sólo se ven bajo el sol y esta tarde obsena.
Es que mi historia es simple, convexa, conversa con la multitud, se sienta en la mesa con los amigos de mis amigos, con gente que en verdad no ve que podrida están mis entrañas, que desahogarme fue el edén, el paraíso se ha perdido, son casi veinticinco.
Bien, escaso, frío. Palabras, qué palabras son las que se vacían en cada abrazo que se disuelve, instantánea. Porque se ríe de mí la historia con sonrisas caústicas. Se burlan los que me vieron morir y no se hace más que desilusionar a los que dieron por mí la vida a medias, los que defendieron a esta niña que aprendió a arrimarse a buen árbol, ya muerto, ya caído.
La libertad se volvió parte de otra persona, porque me ataron cadenas a cada pie, la llave está en el estómago de quien amo y ambos sabemos que a menos que abra por la mitad su cuerpo jamás voveré a correr porque de liberarme no sabría qué hacer. Porque finalmente amo y cada parte de mí llora la verdad, la mañana se va con tus pasos, con sus risas en la sien, con la mentira en la piel.
¿Podrías bailar conmigo esta tarde obsena?

myka1231: black and wjite (Default)

Estaba preocupada, con la consciencia semi transparente.

Estaba asoleada bajo la tormenta de fuego que decidimos liberar, porque los fantasmas mueren en la tibieza de tus brazos.

El proceso mismo es esta mañana entre las sábanas, entre las miradas de los comensales a la fiesta ajena, de las madrugadas escalofriantes que con pesadillas pueblo. Más acá, la vida se distribuye desigual, poco equitativa.

A veces me pregunto si la era de la oscuridad es una era, un momento de mi vida o se exitende más allá de los límites imaginables que pueda vislumbrar. Es que pasé el día frente al negro papel virtual y sólo pude esbozar el garabato febril de la deseperanza, de la época en tinieblas.

¿Escucharé más allá de mis gemidos nostálgicos?

¿Miraré algo distinto a esta sangre amoratada en mis brazos?

El regreso es duro cuando la idea es refutada y tus argumentos son desbaratados por la realidad compuesta, ese binomio que conforma nuestra historia, acribillada en el éxtasis de la cintura.

Habría pensado en el prójimo si nadie me hubiese obligado a saltar sobre vidrio molido, a leer la bilbia. Cantando bajo la tormenta de fuego, me encierro en la perpetua máquina de rabias incomprendidas, de mañanas de aturdida agonía en una 403 hacia el centro.

¿Sacando los trapitos al sol?

¿Conviviendo con el enemigo?

¿Qué viene después del minuto feliz?

Una resaca, un malparido atraso, una gastritis, un final desabrido.

Mejor me abro paso entre los enterrados para que me griten, que desgarren la voz en mi nombre, en nombre de estos días.

Es hora de arrancarle los ojos a la bisabuela.

La luz me enceguece, mientras la vida sigue... la era de la oscuridad sólo es un monton de ideas que pasarán con un poco de suerte, pero siempre en la compañía de quien supo ronronear en un pobre regazo.

 



myka1231: black and wjite (Default)

Ya no escribo (me escondo) para mirar con el rabillo del ojo cerrado, hasta el punto de exclamar en ceguera POR QUÉ, DÓNDE. Me pierdo entre las palabras que no se dicen para retomar el rumbo en el camino que llegará a la péridida paracial de los recuerdos, a la mitad de la tierra y este frío que juega con el útero (in) fértil por error.

Ya no escribo (me escondo) y trato de vislumbrar luces poco amables y amorosos encuentros del destetado destino. Compro con descuentos la mañana con café que me trago a maltraer la piel. Supongo y no pongo ni supo la existencia mía quien para agacharse necesita motivos expresamente esenciales. Rallo y centello las frontales excusas (mal) planteadas y me silencio cuando me piden.

Ya no escribo (me escondo) para encontrar el alma de la declaración reflejada en el agua de la tina que se estanca en mi ombligo, un poco pasado de moda, un poco atrasado y pasado de copas, que con vida propia me grita melódicamente lo que todos dicen en arpegios bastante desafinados. Aspiro como si el alucinógeno tabaco pudiera volverme (a) morosa, (a) mante, (a) miga, (a) mable, siempre lista y dispuesta a ti.

Ya no escribo (me escondo) y no expongo las razones para andar precavida, preparada para su total satisfacción (si no está coforme le devolvemos su dinero). Comodidad de las horas en tu pecho a la salida del sol (a).

La luna es débil y Conce lejos...

 

 

 

Trabajo

Jan. 29th, 2010 01:17 am
myka1231: black and wjite (Michiru)
El trabajo dignifica al hombre. Esas aporías se repiten en mí y todos los pro del asunto se vuelven una epifanía que me cruza todo impulso egoísta- ególatra que se anida en la parte vanidad que debe tener el cerebro en algun lóbulo o cosas raras de esas que inventan los médicos para seguirnos sacando plata.
Porque me podrían decir perfectamente que tengo la clave del asunto, dejar que los perros ladren, pero si estoy imbuida en el asunto ¿cómo tomarlo con altura de mira?
Podríamos decir que no hay más opciones que seguir los planes de acuerdo a lo preestablecido por la constitución familiar que rige desde el ilustre año 1994, aquél día en que partimos todos por primera vez a veranear con las maletas llenas de una nueva vida, con ganas de borrarnos de la lista de lavado de losa, pero perfectamente equipados para soportar el caos que imperaría hasta el día de hoy. De eso queda poco y nada, sólo un par de reclutas restan en la misión. Pensé que podía ser distinto, pero el trabajo dignifica al hombre, entonces me tengo que quedar callada.
Había hecho un plan maestro, dónde pasear, qué días, a qué horas e incluso encontré en mí un par de cosas más para que las aprendieras, para que de la entrega siempre esperases más, y ahora me quedo con la parte de adelante, sólo para rellenar el vacío. Pero el trabajo dignifica al hombre.
Llorar, de qué sirve, de qué sirve querer ser accionista de Lan, de qué sirve maldecir un año entero, de qué sirve llorar ahora, de qué sirve gritar, patalear, gemir en tu oído, anticipar lo que viene mañana o pasado, si ni siquiera sé qué va a ser de mí en vacaciones.
Y es curioso que la historia se repita y yo muera como ayer y antes de ayer. Es curioso que los planes sean tan vulnerables, o simplemente no sé hacer planes, porque los hago sola, porque parto por mí, desde mí.
Hablando honestamente, feliz de estar a tu lado, feliz de que seas feliz, mientras sonrías mis lágrimas se secarán, sólo sigue mandando tu luz, de lejos, de cerca, de donde quieras...
...Por un segundo de tu cuerpo doy el mundo


Conmigo

Sep. 13th, 2009 07:04 pm
myka1231: black and wjite (Default)
Hipotéticamente hablando todo se vía bello, un futuro promisorio, un porvenir que construir a medias, tú y yo.
Técnicamente hablando, se pasa el tiempo rápido, los momentos se me agolpan en la mente y sólo puedo contemplarlos sin juzgarME, como si los errores que voy cometiendo se fueran convirtiendo en parte del pasado, cuando son tan presentes como la concepción de mi persona en el momento de entregar, donde cambia la vida misma y se hace intensa, se hace perpetua.
Puede que el miedo hacia ti, desde mí, se haga una constante, un presagio concreto de tu relación con estos tres meses, con el concepto que se esconde detrás del tiempo, detrás de tu temporalidad que no se condice mi palabra eternidad. En otras palabras, no quiero perderte. En otras palabras, no quiero que el tiempo pase la cuenta. En otras palabras, el amor no es eterno. En otras palabras… me autocensuro hasta en escritos.
Hablando desde mí, tres meses es un inicio, un bello empezar. Tres meses en que he sido feliz, en que he llorado, en que he sentido tu corazón palpitar sobre mi pecho y así se va constituyendo la vida, esta forma de ser juntos. Porque decir tú y yo resulta bello, decir tu nombre se hace necesario y el mío sólo es una circunstancia, una casualidad desafortunada, que no define cómo me llamas cuando estamos en un mismo lugar, que también pueden ser los sueños.
¿Hablando desde ti?
Las gracias generalmente se dan al final, por lo que no caeré en la autoanunciada costumbre de llevar la cuenta de lo otorgado, basta con tenerlo presente y poder consumar cada día esa gratitud, quizás lo llames malcriar, pero me gusta esa apreciación. Las huellas que dejas en mí son como los moretones, sólo que no desaparecen.
Te quiero mucho y conmigo

Juguemos

Sep. 6th, 2009 06:31 pm
myka1231: black and wjite (Default)
Podríamos jugar toda la vida. Jugar a interpretar los sueños, las pesadillas que recurrentemente se avecinan en mi piel, porque simplemente se viene la noche y el carpe diem se vuelve una falacia mientras el tiempo corre y yo me he quedado contemplando mi desaparecer, mientras los reclutas de mi compañía se esmeran en pintar en mí las cualidades que he dejado atrás.
Jugar a decir la verdad sin la presencia etílica que me vuelve asertiva, que me hace decir la realidad de que lo imprescindible no tiene mil caras, tiene un solo significado. Espero que lo sepa el mundo y si se la sabe cante. Porque entre la conversación vino el sinsentido de la metáfora, la irrupción de lo que no entendemos en comunión, que los significantes varían según el receptor invencible del tiempo, el espacio y tu boca.
En prosa, cómo si fuera fácil verter la imaginación en una línea desmantelada por el tiempo. Cómo si jugando a la casita se me hubiese ocurrido ser madre por derecho consuetudinario, porque las causalidades parten del efecto. Y saco mis conclusiones apresuradas de tu no pronunciación sobre el tema. Ahora que lo veo lejano juegas con mis pesadillas y todo se hace menos mágico, porque en mis zapatos se desarma la experiencia.
Suelo estar equivocada, suelo no atender a lo exterior, espero captar tus mensajes más allá de la fonética. Quiero ser lo que sueñan de mí y me quedo esperando la bienvenida de un deseo, el arranque de los reos de mi cerebro, que funciona a medias como todo en mi organismo multicelular, como decir que soy cada vez más pequeña, más débil, más inconsciente, menos convincente.
Jugar a que soy una heroína, que rescata lo que queda de mágico en mí, aquella fantasía que por segundos se hizo existencia, aquellos sueños infantiles que se derrumbaron con la indiferencia del metro, a lo que puedo restarle importancia, puedo entender y justificar, puedo borrar incluso del repertorio, pero aquel sueño se hace una ucronía cuando pienso en el qué pasaría si…
Juguemos un momento, juguemos siempre, juguemos a que estás conmigo cuando de llorar me canso. Juguemos a que estoy contigo cuando quieres que seamos amigos, cuando quieres entrar en mí, cuando las palabras sobran, cuando hacen falta. Juguemos a que nos une la vida, a que la muerte sobra, a que nada termina, a que estás aquí, porque de abrazarte no me canso, porque de juntarnos se pierde la tristeza, porque de callar estoy obligada, una obligación moral y orgullosa. Juguemos a que me quieres y te quiero en la misma medida, en la medida de lo posible, a que nunca escribí esto, a que las heridas cierran.

Profile

myka1231: black and wjite (Default)
myka1231

August 2011

S M T W T F S
 12 3456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Syndicate

RSS Atom

Most Popular Tags

Style Credit

Expand Cut Tags

No cut tags
Page generated Oct. 22nd, 2017 07:56 am
Powered by Dreamwidth Studios